Sáb. Mar 28th, 2020

Planas anuncia nuevas medidas «inminentes» para mejorar la cadena alimentaria

MADRID Actualizado:25/03/2020 19:45h Guardar

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha anunciado que aprobará «de forma inminente» un proyecto de ley para completar los cambios ya aprobados en la Ley de cadena alimentaria que busca atender a la situación del campo. y, de esta forma, trasponer la directiva europea de malas prácticas comerciales. Ante un hemiciclo, una vez más, prácticamente vacío, Planas ha avanzado que prepara nuevas medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, tal y como ha venido prometiendo desde que comenzaron las movilizaciones a finales de enero.

En el debate para convalidar el decreto ley con medidas de urgencia para responder a las demandas de agricultores y ganaderos por la crisis del campo, aprobado el pasado 25 de febrero, Planas ha reconocido la importancia del sector en la actual crisis y ha dicho que «por su buen trabajo» todos los productos están llegando a los ciudadanos practicamente «con normalidad».

El decreto contempla, según ha recordado Planas, que se obliga a incluir el coste de producción, para indicar expresamente el coste pactado, prohíbe la venta a pérdidas, regula promociones comerciales de los productos del campo, da publicidad a las sanciones y, además, las endurece. Por ejemplo, no poner por escrito las condiciones de un contrato pasa a ser de ser un ifracción leve a grave. En este sentido, el real decreto que ha avalado el Congreso también dispone la publicidad de las sanciones y el que los precios a los que venden los productos a la industria nunca sean inferiores a los costes de producción.

También se regulan las promociones comerciales para evitar que estas se conviertan en «engañosas» y contribuyan a «banalizar» el producto. E incluye medidas fiscales, como las de facilitar la tributación de las ayudas de primera explotación para los jóvenes agricultores ampliando el plazo de uno a cuatro años. De igual modo, se reducían el número de peonadas necesarias para acceder al denominado subsidio agrario en Andalucía y Extremadura de 35 a 20 peonadas y se incentivaban la conversión de los contratos de los temporeros a fijos discontinuos.

Consejo telemático de Agricultura

En otro orden de cosas, Planas también ha mantenido una reunión por videoconferencia con sus homólogos europeos para analizar la situación creada por el coronavirus. En ella, el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación ha explicado que el sector primario y la industria agroalimentaria mantienen su actividad a pesar de la declaración del estado de alarma. En este sentido, ha señalado la aparición de problemas en algunos sectores por la bajada de las ventas como el de la flor cortada y el de la carne de cordero tras el cierre de la hostelería y la cancelación de eventos como la Semana Santa.

El ministro también ha apuntado las dificultades que el cierre de fronteras, para evitar la expansión de la pandemia, esta generando en la entrada de trabajadores comunitarios y extracomunitarios para particiar en las diferentes campañas de recolección, así como la compleja coyuntura al a que se enfrentan el sector pesquero, que ya nota la caída de precios en algunos productos. Además, Planas ha mostrado su preocupación por que la Comisión garantice el comercio de productos agroalimentarios con terceros países.

En cualquier caso, el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación ha puesto sobre la mesa varias reivindicaciones ante el palpable deterioro económico. Sobre la PAC (Política Agraria Común) ha pedido que se apliquen las «medidas excepcionales» previstas a nivel comunitario para actividades como la flor cortada o los productores de carne de cordero. También ha pedido que se modifique la regulación para que se tenga en cuenta la actual situación «de fuerza mayor» en las tramitaciones de las ayudas directas de la PAC y evitar que países como España pierdan fondos comunitarios.

En este sentido, la Comisión Europea ya retrasó el periodo para tramitar estas ayudas hasta el 15 de junio y el Gobierno amplió el pasado sábado el plazo hasta el 15 de mayo.

Respecto al sector pesquero, Planas también ha agradecido a Bruselas que haya previsto un incremento de las ayudas de Estado o «de minimis» aunque ha reconocido que esto es insuficiente. En una carta remitida la semana pasada al comsiario de Pesca Virginijus Sinkevičius Planas pedía medidas como las ayudas al almacenamiento ante la caída de los precios o el apoyaba la transferencia de cuotas de pesca a 2021. Además pedía una reforma del reglamento que regula el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) para que introduzca la «causa de fuerza mayor» y permita una ayuda inmediata al sector durante la crisis provocada por el coronavirus.