Sáb. Abr 4th, 2020

La inversión hotelera se aloja en la «suite» de la estabilidad

Madrid Actualizado:15/01/2020 01:40h Guardar

La inversión hotelera en España cerró 2019 con un volumen de inversión de 2.518 millones de euros. Un cifra que supone un descenso del 47,6% interanual pero que consolida una tendencia iniciada en 2015, lo cual demuestra el dinamismo del sector. «En 2017 y 2018 hubo operaciones extraordinarias que explican las cifras récord registradas, como el caso de la opa de Blackstone sobre Hispania en 2018 que supuso una inversión de 1.930 millones de euros», explicó Miguel Vázquez, socio director gerente de Colliers International, durante la presentación del Informe de Inversión Hotelera en España 2019.

Esta cifra de inversión incluye hoteles en funcionamiento, inmuebles para reconversión en hotel y suelo para uso hotelero. Del total invertido, el 57% fue capital nacional y el 43% restante provenía de inversores internacionales. El año pasado se transaccionaron en España un total de 99 hoteles y 16.314 habitaciones frente a los 273 hoteles y 36.189 habitaciones de 2018. Adicionalmente se intercambiaron inmuebles para su reconversión en hoteles alcanzando la cifra de 242 millones de euros, un 59,4% más que en 2018, donde se realizaron 18 operaciones, una más que el año anterior. Y las transacciones de suelo para el desarrollo de hoteles se dispararon al experimentar un crecimiento del 141,6% hasta los 164 millones de euros. En 2019 se registraron 11 operaciones, frente a las nueve de 2018.

El grueso de la inversión hotelera sigue dirigiéndose al segmento vacacional, con Baleares, Canarias y Madrid como principales destinos. Baleares recibió 389 millones mientras que en el caso de Canarias fue de 380 millones, concentrando el 36% del total (769M€). «Madrid, un año más, supera a Barcelona, donde afectan los cuatro años de la moratoria hotelera de la capital catalana», indicó Vázquez. Además, los altercados vividos en Cataluña repercuten negativamente en la región, en especial en Barcelona. Con una inversión de 454 millones y 19 operaciones, Madrid duplicó en 2019 los datos de Barcelona, que registró 242 millones y siete operaciones. «No tenemos la sensación de que la inestabilidad política haya perjudicado la inversión y ahora habrá que ver lo que ocurre con el nuevo Gobierno. Pero esperamos para este año que aumente más la inversión internacional», afirma el responsable.

«Los casi 4.200 millones invertidos en reformas y mejoras desde 2015 han supuesto una significativa mejora de la calidad media de la oferta, clave para favorecer un crecimiento de ingresos y márgenes operativos», destacó Miguel Vázquez

Entre las novedades de 2019 está la del protagonismo del inversor nacional ya que ha acumulado el 60% de la inversión total registrada. «En el plano nacional tenemos los casos de socimis como Atom y Millenium, Azora y cadenas hoteleras como Barceló y Hotus», puntualizó Vázquez. En el campo de los inversores internacionales destacaron los de carácter institucional como Henderson Park o Partners Group y cadenas hoteleras como Leonardo o The Student Hotel.

El ejercicio 2019 ha confirmado al producto hotelero como una clase de activos consolidados en las carteras de muchos tipos de inversores: «family office», cadenas, socimis, gestoras de fondos… En cuanto al precio medio de compra creció un 2,1% hasta los 129.500 euros por habitante. «En ciudades como Madrid han aumentado los precios pero seguimos por debajo de otras capitales europeas como Lisboa, Roma, Londres o París», contó Miguel Vázquez.

Reformas y obra nueva

Analizando los datos de los últimos cinco ejercicios es posible ver que el sector afrontó la renovación de la planta hotelera vacacional, ya obsoleta. «Los casi 4.200 millones invertidos en reformas y mejoras desde 2015 han supuesto una significativa mejora de la calidad media de la oferta, clave para favorecer un crecimiento de ingresos y márgenes operativos», destacó el socio director gerente de la firma de servicios de asesoramiento financiero e inmobiliario. El volumen total de inversión durante los últimos cinco años en reformas y obra nueva ascendió a 7.121 millones con los que se ha reformado o construido cerca de 200.000 habitaciones. A cierre de 2019, el 26% de las habitaciones que componen la planta hotelera es nueva o se ha modernizado. Están previstos a día de hoy 5.740 millones en inversión en proyectos a corto-medio plazo, «aproximadamente un 20% de reforma y un 80% de construcción», aclaran desde Colliers International.

Al hablar de perspectivas para este ejercicio, hay optimismo y se espera que «el volumen de inversión del 2020 sea de nuevo entre 2.000-3.000 millones de euros», afirmó Vázquez. El escenario es positivo una vez que la suma de las operaciones que están en marcha para este año suman 1.700 millones aunque «no todas se llevarán a cabo. Otras que no están previstas ahora, llegarán».