Jue. Ene 23rd, 2020

Encuentran el primer ‘gemelo’ terrestre a 100 años luz

El observatorio espacial TESS de la NASA ha localizado su primer planeta del tamaño de la Tierra en la zona habitable de su estrella, el rango de distancias compatible con agua líquida en superficie.

Los científicos confirmaron el hallazgo, llamado TOI 700 d, utilizando el Telescopio Espacial Spitzer de la Nasa y modelado los entornos potenciales del planeta para ayudar a informar futuras observaciones.

TOI 700 d es uno de los pocos planetas del tamaño de la Tierra descubierto hasta ahora en la zona habitable de una estrella. Otros incluyen varios planetas en el sistema TRAPPIST-1 y otros mundos descubiertos por el telescopio espacial Kepler de la Nasa.

TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) monitorea grandes franjas del cielo, llamadas sectores, durante 27 días a la vez.

Esta larga mirada permite al satélite rastrear los cambios en el brillo estelar causados por un planeta en órbita que cruza frente a su estrella desde nuestra perspectiva, un evento llamado tránsito.

A cien años luz

TOI 700 es una estrella enana M pequeña y fría ubicada a poco más de 100 años luz de distancia en la constelación austral Dorado.

Es aproximadamente el 40% de la masa y el tamaño del Sol y aproximadamente la mitad de su temperatura superficial. La estrella aparece en 11 de los 13 sectores que TESS observó durante el primer año de la misión, y los científicos tomaron múltiples tránsitos en sus tres planetas.

La estrella fue clasificada originalmente erróneamente en la base de datos TESS como más similar a nuestro Sol, lo que significaba que los planetas parecían más grandes y más calientes de lo que realmente son.

Varios investigadores, incluido Alton Spencer, un estudiante de secundaria que trabaja con miembros del equipo TESS, identificaron el error.

«Cuando corregimos los parámetros de la estrella, los tamaños de sus planetas cayeron, y nos dimos cuenta de que el más externo era aproximadamente del tamaño de la Tierra y en la zona habitable», dijo en un comunicado Emily Gilbert, una estudiante graduada de la Universidad de Chicago.

«Además, en 11 meses de datos no vimos destellos de la estrella, lo que mejora las posibilidades de que TOI 700 d sea habitable y hace que sea más fácil modelar sus condiciones atmosféricas y de superficie».

Gilbert y otros investigadores presentaron los hallazgos en la 235ª reunión de la American Astronomical Society en Honolulu, y tres documentos, uno de los cuales dirigió Gilbert, han sido enviados a revistas científicas.

El planeta más interno, llamado TOI 700 b, es casi exactamente del tamaño de la Tierra, es probablemente rocoso y completa una órbita cada 10 días.

El planeta central, TOI 700 c, es 2,6 veces más grande que la Tierra, entre los tamaños de la Tierra y Neptuno, orbita cada 16 días y es probable que sea un mundo dominado por los gases.

TOI 700 d, el planeta más externo conocido en el sistema y el único en la zona habitable, mide un 20% más grande que la Tierra, orbita cada 37 días y recibe de su estrella el 86% de la energía que el Sol proporciona a la Tierra.

Se cree que todos los planetas están bloqueados marealmente por su estrella, lo que significa que giran una vez por órbita para que un lado esté constantemente bañado por la luz del día.

Debido a que TOI 700 es brillante, cercano y no muestra signos de destellos estelares, el sistema es un candidato ideal para mediciones de masa precisas por parte de los observatorios terrestres actuales.

Estas mediciones podrían confirmar las estimaciones de los científicos de que los planetas interior y exterior son rocosos y que el planeta central está hecho de gas.

EUROPA PRESS