Mar. Feb 25th, 2020

Electroimán creado por docente y estudiante de la U. EAFIT de Medellín

Un Electroimán Dipolar Tipo H, que permite mayor rendimiento del campo magnético para la caracterización de materiales, es el invento de Álvaro Andrés Velásquez, docente e investigador del Departamento de Ciencias Físicas de EAFIT; y Juliana Baena Rodríguez, egresada del pregrado de Ingeniería Física de la misma universidad.

Patentado por la SIC (Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia), gracias a sus características puede ser usado en áreas como la construcción, la computación y la medicina.

Facilita el estudio de propiedades de los materiales magnéticos que pueden ser aplicados a distintos sectores de la industria como materia prima

Este artefacto (patente número 54 de EAFIT) es utilizado para la caracterización magnética de materiales por métodos estáticos e inductivos que generan una mayor densidad de campo magnético a través de una corriente eléctrica.

Este tipo de innovación facilita el estudio de propiedades de los materiales magnéticos  que pueden ser aplicados a distintos sectores de la industria como materia prima, como por ejemplo, en la fabricación de discos duros para computadores o de partículas magnéticas usadas en la nanomedicina, con el potencial de combatir enfermedades.

Álvaro Vélasquez, investigador y creador del electroimán, afirma que los materiales y la geometría que se utilizó debido a la forma que fueron diseñados, introdujo una innovación y ventaja con respecto a las referencias comerciales similares del dispositivo que se logró con un diseño de bordes redondeados y no rectos logrando incrementar la densidad del flujo magnético, esto evidenció una mejor respuesta en los ensayos realizados en laboratorio. 

Para el desarrollo del electroimán, que contó con el apoyo del ecosistema de Innovación de la Institución y la Fundación Educación,  se diseñaron los planos del dispositivo y se usaron materiales como el acero. Al momento de ensamblar el sistema, los investigadores se dieron cuenta que se obtuvo un campo aproximadamente de 1.6 teslas, superior al modelo comercial con el que trabajaban en el laboratorio.