Barreda no tira la toalla a falta de dos días del final del Dakar; Sainz, 2º en la etapa y Al-Attiyah resiste

Barreda no tira la toalla a falta de dos días del final del Dakar; Sainz, 2º en la etapa y Al-Attiyah resiste

El Dakar 2022 afronta su recta final, y la antepenúltima etapa entre Wadi Ad Dawasir y Bisha dejó más apretada la clasificación de motos con nuevo líder, y más cerca el título de Al-Attiyah, en el día que Peterhansel por fin se estrenó con Audi.

Joan Barreda volvió a demostrar sus redaños y que peleará hasta las últimas pulgadas de este Dakar por la victoria. El castellonense tuvo un día positivo, tras empezar la jornada relativamente bien… hasta que empezó a ir relativamente mal. Líder hasta el kilómetro 170, un problema le hizo perder más de cinco minutos, lo que le privó de pelear por la victoria de etapa. No le hizo falta: apretó los dientes y, después del punto de repostaje sobre el 258, recuperó más de dos… que luego le quitaron en dos sanciones tras entrar en meta por la que le sumaron cuatro minutos a su tiempo final. De llegar tercero a 3:21 acabó el día noveno a 7:21.

No sólo saber reponerse de esa pérdida de tiempo jugó a su favor, sino sobre todo que los que venían peleando por el liderato fallaron. Tanto Matthias Walkner, que empezó el dia al frente, como Sam Sunderland, que perdió más de 10 minutos en los últimos 20 kilómetros de la especial, se dejaron demasiado tiempo en meta. El austriaco perdió 15:55 y el británico, 11:18, si bien sigue con todas sus opciones vivas: es segundo en la tabla, a 6 minutos.

El gran beneficiado de la jornada fue Toby Price, que ganó la etapa, y Adrian Van Beveren (cuñado de Sunderland), que tras entrar tercero a 3:35 se hace con la cabeza de carrera. Barreda se asienta en una óptima quinta plaza de la clasificación, a 10:47 con dos días por delante. Dado que este jueves no abre pista y que vuelven las dunas, tiene sus oportunidades.

Todo por decidir, pero también todo por perder: que se lo digan a Kevin Benavides, campeón en 2021, que no podrá reeditar el título por una avería que le hizo abandonar este miércoles.

En coches, tras una surrealista sanción a Nasser Al-Attiyah en la noche del martes, Sebastien Loeb no pudo recortar lo suficiente. En meta apenas le endosó minuto y medio, con lo que el catarí afrontará la penúltima jornada de este Dakar con 32:40 de margen. El francés necesita un fallo, bien propio o bien mecánico, del líder de Toyota, porque por puro rendimiento lo tendrá muy difícil.

La victoria de la jornada fue, por fin, para Stéphane Peterhansel. En una jornada en la fue crítica que la velocidad punta, una de sus grandes virtudes del Audi RS Q e-Tron, el galo logró su victoria de etapa número 49 y está a solo una del récord absoluto que tiene el legendario Ari Vatanen. Fue una etapa absurdamente rápida, con los pilotos con el pie a table y los motores llegando al corte, sin apenas variantes de navegación o zonas rocosas que les pusieran en aprietos hasta los últimos kilómetros.

El estreno del legendario piloto francés con el equipo de los cuatro aros impidió la gloria para Carlos Sainz, que fue segundo a 2:06, pero que estaba contento al final de la jornada: los tres pilotos de Audi ya saben lo que es ganar, al menos, una etapa en este Dakar. De no haber iniciado tan mal y sin esos problemas de suspensión que les lastraron, quizá Al-Attiyah no estaría acariciando su cuarto trofeo Touareg.

Placeholder mam module

Sigue en directo la etapa 10 del rally Dakar